¿Olvido su contraseña? Registrarse

Menu

La dosis de AMARYL® M depende del nivel de glicemia deseado. La dosis de AMARYL® M debe ser la más baja pero suficiente para alcanzar el control metabólico esperado. Durante el tratamiento con AMARYL® M , los niveles de glicemia y glucosuria ...

La dosis de AMARYL® M depende del nivel de glicemia deseado. La dosis de AMARYL® M debe ser la más baja pero suficiente para alcanzar el control metabólico esperado. Durante el tratamiento con AMARYL® M , los niveles de glicemia y glucosuria deben medirse regularmente. Los errores como por ejemplo: olvido de toma de dosis no deben nunca ser corregidos tomando una dosis más alta. Los requerimientos de glimepirida pueden disminuir como parte del tratamiento. Para evitar la hipoglucemia entonces, deberá considerarse la reducción o suspensiónde AMARYL® M . Debe administrarse una vez o dos veces por día antes de las comidas o con ellas. Al cambiar de la terapia de combinación de glimepirida más metformina como tabletas separadas, AMARYL® M debe administrarse en base a la dosificación que se toma actualmente.\nLa seguridad y la eficacia en pacientes pediátricos no se han establecido.\nSe sabe que la metformina se excreta en grado sustancial por el riñón y dado por el riesgo de reacciones adversas serias con el fármaco es mayor en pacientes que sufren deterioro de la función renal, solo se debería usar en pacientes con función renal normal. Puesto que el envejecimiento se asocia con una reducción de la función renal, la metformina deberá ser usada con precaución conforme la edad avanza. Se debe tener cuidado con la selección de la dosis y basarla en una vigilancia cuidadosa y regular de la función renal. En general, en los pacientes ancianos la metformina, no se deberá titular hasta la dosis máxima. No se encontraron diferencias farmacocinéticas en pacientes con diabetes tipo 2 mayores de 65 años de edad, cuando se les compara con pacientes más jóvenes que 65 años de edad que tomen glimepirida. Sin embargo, el área bajo la curva de concentración-tiempo en plasma (AUC) en estado constante para el paciente mayor era cerca de 13% más bajo que para el paciente más joven. También el peso- ajustado de aclaramiento para el paciente más viejo era cerca del 11% más alto que para el paciente más joven. La hipoglucemia puede ser difícil de reconocer en pacientes de edad más madura. En adición, dichos pacientes son más propensos a tener deterioro de la función renal, la cual puedo incrementar la sensibilidad al efecto de la glimepirida en bajar la glucosa. La terapia en estos pacientes debe ser iniciada con la dosis mínima de glimepirida.

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN: Cada COMPRIMIDO RECUBIERTO de AMARYL® M contiene: Glimepirida, 2 mg y Metformina, 500 mg. AMARYL® M 2/1000 contiene: Glimepirida, 2 mg y Metformina, 1000 mg y AMARYL® M 4/1000 contiene: Glimepirida, 4 mg y Metformina, 1000 mg.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

• Como un coadyuvante a la dieta y ejercicio en los pacientes Diabéticos tipo 2.

• En caso de que la monoterapia con glimepirida o metformina no producen un control glucémico adecuado.

• Reemplazo de la terapia de combinación de glimepirida y metformina.

CONTRAINDICACIONES:

• Hipersensibilidad conocida a cualquiera de los excipientes de esta droga, sulfonilúreas, sulfonamidas, o biguanidas.

• No hay experiencia en pacientes con trastornos he-páticos severos o en pacientes en diálisis. En caso de desórdenes severos de la función hepática un cambio a insulina se exige para lograr control adecuado de la glucosa en sangre.

• Mujeres embarazadas o madres en etapa de lactancia.

• Cetoacidosis diabética, precoma diabético.

• Pacientes susceptibles a acidosis láctica, pacientes con historia de acidosis láctica, enfermedad renal o trastorno renal (por ejemplo, sugerida por niveles de creatinina sérica > 1.5 mg/dL en hombres y 1.4 mg/dL en mujeres.

• Condiciones agudas con potencial de alteración de la función renal.

• Enfermedades agudas o crónicas que puedan causar hipoxia tisular.

• Insuficiencia hepática.

• Intoxicación aguda con alcohol, alcoholismo.

EMBARAZO: Este medicamento no se debe tomar durante embarazo, de otra forma, existe riesgo de daño para el niño. La paciente debe cambiar a insulina durante el embarazo. La paciente en planes de embarazo debe informar a su médico, se recomienda que tales pacientes cambien a insulina para mantener los niveles de glucosa normales.


EMBARAZO Y LACTANCIA: Este fármaco no se debe tomar en cuenta para el embarazo. De lo contrario, existe el riesgo de causar daño al feto. La paciente que esta o planea quedar embarazada tiene que informar de este hecho a su médico. Se recomienda que estas pacientes cambien su tratamiento a insulina. A fin de evitar la posible ingestión con la leche materna y las posibles lesiones al niño, las mujeres que amamantan no deberían tomar este fármaco. De ser necesario, la paciente debería cambiarse a insulina o dejar amamantar.


LACTANCIA: Para evitar la posible ingestión de la glimepirida con la leche materna y el posible daño al niño, este medicamento no debe ser tomado por mujeres que están en etapa de lactancia. En caso de necesidad, la paciente debe cambiar a la insulina, o debe dejar de amamantar.

USO EN NIÑOS: No se han establecido la seguridad y la eficacia en los niños. No se han hecho estudios en la diabetes de los jóvenes que aparece en la madurez. (MODY).

REACCIONES ADVERSAS: Glimepirida: Basado en la experiencia con esta droga y en lo que se conoce de otras sulfonilúreas, las reacciones adversas siguientes deben ser consideradas.

Hipoglucemia: Que puede ser prolongada.

El cuadro clínico de un ataque hipoglucémico severo puede asemejarse a un evento cerebro vascular. Los síntomas se revierten casi siempre cuando se corrige la hipoglucemia.

Visión: Puede presentarse una temporal deficiencia visual al inicio del tratamiento debido al cambio de niveles sanguíneos de glucosa.

Tracto digestivo: Ocasionalmente: náusea, vómito, sensación de presión y llenura del epigastrio, dolor abdominal y diarrea.

Hepato-biliar: En casos aislados puede haber hepatitis, elevación de las enzimas hepáticas y/o colestasis e ictericia que podrían progresar a falla hepática amenazante para la vida, pero que regresiona después del retiro del medicamento.

Sangre: Cambios en hemograma pueden ocurrir. Raramente, trombocitopenia, en los casos aislados se pueden desarrollar, leucopenia, o anemia hemolítica, eritrocitopenia, granulocitopenia, agranulocitosis o pancitopenia.

Generales: Reacciones alérgicas o pseudo-alérgicas (por ejemplo, comezón, urticaria, o sarpullidos) pueden ocurrir. Tales reacciones leves pueden desarrollarse hacia reacciones serias con disnea y caída de la presión arterial, progresando algunas veces a shock.

En casos aislados pude ocurrir hiponatremia y vasculitis alérgica o hipersensibilidad de la piel a la luz.

Metformina:

• Acidosis Láctica, es muy rara.

• Gastrointestinales: diarrea, náusea, vómito, distensión abdominal, dolor abdominal y pérdida del apetito son las más comunes, éstas ocurren más frecuentemente durante el inicio de la terapia y se resuelven espontáneamente en la mayor parte de los casos.

• Hematológicas: Se ha observado una disminución de la absorción de Vitamina B12 con disminución de los niveles séricos en pacientes tratados con metformina a largo plazo, pero al parecer no tiene significancia clínica.

INTERACCIONES:

Glimepirida es metabolizada por el citocromo P450 2C9 (CYP2C9). Esto debe ser tomado en consideración cuando glimepirida es coadministrada con inductores (rifampi-cina) o inhibidores (fluconazol) de CYP2C9.

La interacción con los siguientes medicamentos puede producir potenciación del efecto reductor de la glucosa en sangre y en consecuencia hipoglucemia: Insulina y otros antidiabéticos orales; inhibidores de la ECA; esteroides anabólicos y hormonas sexuales masculinas; cloranfenicol; derivados cumarínicos; ciclofosfamida; disopiramida; flenfuramina; feniramidol; fibratos; fluoxetina; guane-tidina; izofosfamida; inhibidores de la MAO; miconazol, fluconazol, ácido paraaminosalicílico, pentoxifilina (parenteral en altas dosis); fenilbutazona; azapropazona; oxifenbutazona; probenecid; quinolonas; salicilatos; sulfinpirazona, claritromicina, antibióticos con sulfona-mida; tetraciclinas; tritocualina; trofosfamida.

La interacción con los siguientes medicamentos puede producir disminución del efecto reductor de la glucosa en sangre y en consecuencia hiperglucemia: Acetazolamida; barbitúricos; corticosteroides; diazóxido; diuréticos; epinefrina (adrenalina) y otros agentes simpaticomiméticos; glucagón; laxantes (en uso protráctico); ácido nicotínico (en altas dosis); estrógenos y progestágenos; fenotiazinas; fenitoína; rifampicina; hormonas tiroideas.

Los antagonistas de los receptores H2, los betabloqueadores, clonidina y reserpina pueden conducir a los dos efectos: potenciación o disminución del efecto reductor de la glucosa en sangre.

Bajo la influencia de los medicamentos simpaticolíticos tales como los betabloqueadores, clonidina, guanetidina y reserpina, los signos de contraregulación adrenérgica a la hipoglicemia pueden reducirse o desaparecer.

Tanto la ingesta aguda como crónica de alcohol puede potenciar o disminuir la acción reductora de la glucosa en sangre de AMARYL® M en forma impredecible.

El efecto de los derivados comarínicos puede ser potenciado o disminuido.

Alcohol: Se incrementa el riesgo de acidosis láctica en intoxicación alcohólica aguda, particularmente en casos de:

- Ayuno o malnutrición.

- Insuficiencia hepática.

Agentes de contraste iodados: La administración de agentes de contraste iodados IV pueden llevar a falla renal, resultando en la acumulación de metformina y un riesgo de acidosis láctica. La metformina debe desconti-nuarse previamente al examen y hasta 48 horas después.

Asociaciones que requieren precauciones para su uso: Glucocorticoides, agonistas beta2, diuréticos en cuyo caso se requiere un monitoreo más frecuente de glicemia. Los iECA pueden disminuir los niveles de glicemia, en cuyo caso será necesario ajustar la dosis del antidiabético.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO: Ninguna información considerada necesaria actualmente.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO: Conserve a temperatura no mayor a 30° C.


PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS: Se puede necesitar una vigilancia estrecha durante la primera semana de tratamiento a causa del aumento del riesgo de hipoglucemia. Los siguientes son los pacientes padecimientos que suponen un riesgo de hipoglucemia:

- Paciente no dispuesto a incapaz de cooperar (más frecuente en los ancianos).

- Desnutrición, irregularidad en los horarios de las comidas, omisión de comidas.

- Desequilibrio entre la actividad física y la ingestión de carbohidratos.

- Alteraciones de la dieta.

- Consumo de alcohol, especialmente en combinación con omisión de comidas.

- Deterioro de la función renal.

- Deterioro grave de la función hepática.

- Sobredosificación de este fármaco.

- Ciertos trastornos descompensados del sistema endocrino (p.ej., trastornos de la función tiroidea y de la hipófisis anterior o insuficiencia de la corteza suprarrenal) que afectan metabolismo de los carbohidratos o la contrarregulación de la hipoglucemia.

- Administración concomitante de algunas otras medicinas.

En estos casos se hace necesaria una estrecha vigilancia de la glucemia y se debe reportar los síntomas de la hipoglucemia. Si están presentes dichos factores de riesgo de hipoglucemia, puede ser necesario ajustar la dosificación de este fármaco o toda la terapia. Esto también se aplica cuando se sobreviene una enfermedad durante la terapia o cambios en el estilo de vida del paciente. Los síntomas de hipoglucemia que reflejan la contra-coagulación adrenérgica del organismo pueden ser más leves o estar ausentes cuando la hipoglucemia se desarrolla gradualmente, en los ancianos, y cuando existe neuropatía autonómica o cuando el paciente está recibiendo tratamiento concomitante con beta-bloqueadores, clonidina, reserpina, guanetidina, u otros fármacos simpaticolíticos.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL: Signos y síntomas: Una sobredosificación aguda así como un tratamiento a largo plazo con una dosis demasiado alta de glimepirida pueden conducir a una hipoglucemia severa amenazante para la vida.

Manejo: Tan pronto como se descubra una sobredosis de AMARYL® M , debe notificarse a un médico sin demora. El paciente debe tomar azúcar inmediatamente, si es posible en forma de glucosa, a menos que un médico ya haya asumido la responsabilidad en el tratamiento de la sobredosis.

Un monitoreo cuidadoso es esencial hasta que el médico considere que el paciente está fuera de peligro. Debe recordarse que la hipoglucemia puede recurrir después de una recuperación inicial.

A veces puede ser necesaria la admisión a un hospital aún como medida precautelar.

En particular, las sobredosis significativas y las reacciones severas con signos tales como la pérdida de conciencia y otros desórdenes neurológicos serios son emergencias médicas y requieren tratamiento inmediato y admisión hospitalaria. Si el paciente está inconsciente, está indicada una inyección intravenosa de solución concentrada de glucosa (para adultos, por ejemplo, iniciando con 40 ml de solución al 20%).

Alternativamente, en adultos puede considerarse la administración de glucagón, en dosis, por ejemplo, de 0.5 a 1 mg I.V., S.C., o I.M. En particular, cuando se trata de hipoglucemia debido a una ingesta accidental de AMARYL® M en infantes y niños, la dosis de glucosa administrada debe ser cuidadosamente ajustada en vista de la posibilidad de que se produzca una hiperglucemia peligrosa, y debe ser controlada mediante el estrecho monitoreo de la glucosa sanguínea.

Los pacientes que han ingerido cantidades de AMARYL® M amenazantes para la vida requieren desintoxicación (mediante, por ejemplo, lavado gástrico y carbón vegetal medicinal).

Después de que se ha completado el reemplazo agudo de glucosa, usualmente es necesario administrar una infusión intravenosa de glucosa en una concentración más baja, para asegurar que la hipoglucemia no recurra. El nivel de glucosa en la sangre del paciente debe ser cuidadosamente monitoreado durante al menos 24 horas.

En casos severos con un curso prolongado, la hipoglucemia o el riesgo de recaer en hipoglicemia, puede persistir durante algunos días.

Al incluir metformina, la acidosis láctica puede ocurrir.

La acidosis láctica es una emergencia médica y deberá ser tratada en el hospital.

El másefectivo método para remover el lactato y la metformina es la hemodiálisis.

PRESENTACIONES: AMARYL® M 2/500: Caja con 30 comprimidos recubiertos (Reg. San.: 27.756-06-07), AMARYL® M 2/1000:

Caja con 16 comprimidos recubier-tos (Reg. San.: 28.473-05-08), AMARYL® M 4/1000: Caja con 16 comprimidos recubiertos (Reg. San.: 28.479-05-08).

Referencia: CCDS-Versión 1.

Para mayor información, comunicarse con la Dirección Médica de:

SANOFI-AVENTIS

Av. De los Shyris N° 3727 y Naciones Unidas

Edificio Silva Nuñez, Piso 7

PBX: 593 (2) 299 4300, opción 7

Fax: 593 (2) 299 4349

Casilla 17-210-0244

Quito- Ecuador