¿Olvido su contraseña? Registrarse

Menu

Posología promedio por 24 horas, para administrar en 2 ó 3 tomas, de preferencia durante las comidas. Lactantes y niños pequeños: 30 mg/kg de VALPAKINE Solución oral (200 mg/ml). La prescripción no se hace por gotas, sino en miligramos (o ...

Posología promedio por 24 horas, para administrar en 2 ó 3 tomas, de preferencia durante las comidas. Lactantes y niños pequeños: 30 mg/kg de VALPAKINE Solución oral (200 mg/ml). La prescripción no se hace por gotas, sino en miligramos (o eventualmente en mililitros). El frasco de solución oral está acompañado por una jeringa dosificadora cuyas marcas y graduaciones indican en uno de sus lados los niveles en ml, y en el otro lado los mismos niveles expresados en mg. La solución oral deberá diluirse en agua o en jugo de frutas sin gas. Niños mayores: 30 mg/kg de VALPAKINE comprimidos recubiertos gastroresistentes de 500 mg Adolescentes y adultos: 20 a 30 mg/kg de VALPAKINE comprimidos recubiertos gastroresistentes de 500 mg Iniciación del tratamiento con VALPAKINE: Si se trata de un enfermo que ya se encuentra en tratamiento con otros antiepilépticos, introducir progresivamente VALPAKINE hasta alcanzar la dosis óptima en un lapso aproximado de 2 semanas y luego reducir las terapéuticas asociadas en función del control obtenido sobre la enfermedad. Si se trata de un enfermo que no recibe otros antiepilépticos, el incremento de la posología debe realizarse de preferencia por escalones sucesivos cada 2 ó 3 días, de tal modo que pueda alcanzarse la posología óptima en un plazo de alrededor de una semana.

Agregar a interacciones medicamentosas

Rubros de la IPPA

COMPOSICIÓN: Ácido Valproico sal sódica o valproato de sodio:

Cada mililitro de VALPAKINE SOLUCIÓN BEBIBLE contiene: 200 mg de Valproato de sodio.

Cada COMPRIMIDO de VALPAKINE contiene: 500 mg de Valproato de sodio.

INDICACIONES: Epilepsias generalizadas o focales:

Generalizadas primarias: Pequeño mal; gran mal; epilepsias mioclónicas.

Focales: Con sintomatología elemental (incluyendo las formas Bravais-Jacksonianas) o con sintomatología elaborada (formas psicosensoriales, psicomotoras).

Complejas: Formas mixtas: epilepsias generalizadas secundarias (West. Lennox-Gastaut).

Convulsiones febriles de la lactancia: En los lactantes o en los niños pequeños llamados de alto riesgo y que ya hayan presentado por lo menos una convulsión. Trastornos del comportamiento vinculados con la epilepsia. Tos en niños.

En ciertos casos VALPAKINE podría ser una elección adecuada para mujeres en edad fértil, siendo que esta elección sea tomada en base a una evaluación muy cuidadosa, por el paciente junto con su médico tratante, de todos los elementos relevantes. (Ver Precauciones y Embarazo)

PROPIEDADES: VALPAKINE es un antiepiléptico, no nitrogenado, que se caracteriza por:

Su actividad anticonvulsivante en tipos muy diversos de crisis convulsivas en el animal y de epilepsias en el hombre. Un modo de acción original a nivel del sistema nervioso central (aumento de las tasas de ácido gamma-aminobutírico).

Una buena tolerancia biológica.

Ausencia de efecto hipnógeno.

DESTINO DEL MEDICAMENTO: Después de la administración oral, la biodisponibilidad sanguínea de VALPAKINE es casi del 100%. El pico sérico es alcanzado, en promedio, una hora después de la ingestión para las formas líquidas, y entre 3 a 7 horas después de la ingestión para las formas sólidas (comprimidos recubiertos gastroresistentes). El tiempo de vida media es de 8 a 15 horas en el niño y el adulto, lo que implica un ritmo de administración de 2 ó 3 tomas por día. Dicho tiempo es de alrededor de 20 horas en el recién nacido y más prolongado aún en el prematuro.

Cuando se inicia un tratamiento crónico, se requiere de un lapso promedio de 48 horas para obtener una concentración sérica estable. La recolección de muestras para la dosificación sanguínea de VALPAKINE debe hacerse de preferencia por la mañana, antes de la primera toma diaria. La eficacia terapéutica coincide generalmente con concentraciones plasmáticas del orden de 60 a 100 mg/litro (416 a 694 mmol/l). Una concentración sérica que sobrepase 200 mg/litro (1.386 mmol/l) obliga a disminuir la posología.

El fenobarbital hace bajar las concentraciones séricas globales de VALPAKINE. Esta, por su parte, puede aumentar las concentraciones sanguíneas globales y libres de fenobarbital, así como las tasas libres de fenitoína.

La molécula de VALPAKINE es dializable, pero la hemodiálisis sólo afecta a la fracción libre de VALPAKINE en sangre (alrededor del 10%).

VALPAKINE penetra en el líquido cefalorraquídeo, el sistema nervioso central, la leche materna y la placenta encontrándose en estos medios a concentraciones que corresponden aproximadamente a la décima parte de la concentración hemática global.

La eliminación de VALPAKINE es esencialmente renal y se realiza, en parte, sin modificación (VALPAKINE libre y conjugada) y el resto, bajo la forma de metabolitos.

VALPAKINE no induce ni inhibe a las enzimas contenidas en el retículo endoplásmico hepático; contrariamente a lo que ocurre con la mayor parte de otros medicamentos antiepilépticos, no acelera mediante este mecanismo su propia degradación, ni la de otras sustancias tales como los estroprogestativos y las antivitaminas K.

La fijación proteica, esencialmente albumínica, es dependiente de la dosis y saturable. Para concentraciones plasmáticas totales de ácido valproico de 60 a 100 mcg/ml, la fracción libre es, en general, del orden de 6 a 15%. En sujetos con insuficiencia renal, la proporción de la fracción libre tiende a aumentar.

CONTRAINDICACIONES: Hepatitis aguda y crónica. Historia personal o familiar de hepatitis severa en especial relacionada a fármacos. Hipersensibilidad a VALPAKINE. Porfiria hepática.

EMBARAZO Y LACTANCIA

Riesgo asociado a convulsiones: Durante el embarazo, convulsiones tónico- clónicas o estatus epiléptico materno con hipoxia llevan a un riesgo de muerte tanto para la madre como para el feto.

Riesgo asociado a Valpakine

En el animal: Se ha demostrado efecto teratógenico en ratones, ratas y conejos.

En el hombre: Los datos disponibles sugieren una incidencia incrementada de malformaciones menores o mayores incluyendo defectos del tubo neural, defectos craneofaciales, malformación de los miembros, malformaciones cardiovasculares y anormalidades múltiples que involucra a varios sistemas del cuerpo en el feto llevado por madres con epilepsia tratadas con valproato cuando comparado a la incidencia de ciertos otros productos antiepilépticos.

Los datos sugieren que la politerapia antiepiléptica incluyendo valproato induce un mayor riesgo que la monoterapia con valproato.

Los datos sugieren una asociación entre la exposición de VALPAKINE intra-útero y el riesgo de retraso del desarrollo particularmente del IC verbal en niños nacidos de madres que sufren de epilepsia tratadas con valproato. El retraso en el desarrollo es frecuentemente asociado con malformaciones y/o características dismóficas. Sin embargo, es difícil establecer la relación casual con posibles factores de confusión tales como un bajo IC materno, factores ambientales, genéticos , sociales y un pobre control de convulsiones maternas durante el embarazo. Se ha reportado desordenes como autismo en niños expuestos a valproato intra-útero.

En vista de los datos mencionados: Las mujeres en edad fértil deberían ser informadas de los riesgos y beneficios del uso de VALPAKINE durante el embarazo. Es indispensable un consejo del especialista y los médicos están altamente comprometidos a discutir temas reproductivos con sus pacientes antes que VALPAKINE sea prescrito por primera vez o una mujer ya en tratamiento con VALPAKINE que esté planeando embarazarse.

Si una mujer planea un embarazo, el tratamiento con VALPAKINE debería ser revalorado a pesar de la indicación. En indicación de desórdenes bipolares, la posibilidad de terminar la profilaxis con VALPAKINE, debe ser considerada. Si en alguna indicación, además de la evaluación cuidadosa de los riesgos y beneficios, se continúa con el tratamiento con VALPAKINE durante el embarazo, es recomendado usar VALPAKINE en dosis divididas durante el día a la más baja dosis efectiva. El uso de una formulación de liberación prolongada puede ser preferible a otra forma de tratamiento.

Además si es necesario, se debería administrar una terapia de folato antes de iniciar el embarazo y la dosis relevante (5mg /día) podría minimizar el riesgo de defectos en el tubo neural. Durante el embarazo, la terapia con valproato no debería ser descontinuada sin una revaloración del riesgo/beneficio.Un monitoreo prenatal debería ser instituido con el fin de detectar una posible ocurrencia de defecto del tubo neural u otras malformaciones.

Riesgo en el neonato: Se ha reportado casos excepcionales de síndrome hemorrágico en neonatos cuyas madres han tomado Valproato en el embarazo, este síndrome hemorrágico está relacionado a hipofibrinogenemia; afibrinogenemia también se ha reportado y puede llegar a ser fatal. Esta hipofibrinogenemia está asociada a disminución de los factores de coagulación, sin embargo, debe ser diferenciado de la disminución de factores dependientes de la vitamina K, inducido por el fenobarbital e inductores enzimáticos.

En los neonatos se debe investigar contaje de plaquetas, nivel plasmático de fibrinógeno, pruebas de coagulación con factores de coagulación. Algunos casos de hipoglicemia se han reportado en neonatos cuyas madres han tomado valproato durante el tercer trimestre de embarazo.


Lactancia: La excreción de Valproato en la leche materna es baja, con una concentración entre 1 al 10% de los niveles séricos maternos, basada en la literatura y experiencia clínica, se puede continuar con la lactancia tomando en cuenta el perfil de seguridad de VALPAKINE en especial los desórdenes hematológicos (Ver reacciones adversas)

EFECTOS EN LA CAPACIDAD DE CONDUCIR Y OPERAR MAQUINARIAS: Se debe advertir al paciente sobre el riesgo de somnolencia, en especial con politerapia o asociación con benzodiazepinas.

EFECTOS SECUNDARIOS: (REACCIONES ADVERSAS )

Desórdenes de la sangre y sistema linfático: Ocurrencia frecuente de trombocitopenia ( Ver precauciones). Raros casos de: pancitopenia, anemia, leucopenia, falla la médula ósea, aplasia de células rojas y agranulocitosis. Se ha reportado disminución del fibrinógeno en la sangre y prolongación del tiempo de protrombina.

Desórdenes del SNC: No común: ataxia. Muy raro: demencia reversible, asociada con atrofia cerebral reversible. Pocos casos de estupor y letargia que en algunos casos llevan a coma/encefalopatía transitoria. Estos casos fueron aislados o asociados con un aumento en la ocurrencia de convulsiones mientras permanecían con la terapia y disminuyeron con la suspensión del tratamiento o reducción de la dosis. Estos casos ocu-rrieron en su mayor parte durante la terapia combinada (en particular con fenobarbital o Topiramato) o después de un aumento repentino en la dosis de Valproato. Parkinsonismo aislado reversible, temblor fino postural y somnolencia transitoria y/o dosis dependiente. Casos aislados de hiperamonemia moderada sin cambios en las pruebas de función hepática ocurren frecuentemente y no debe ser causa de descontinuación del tratamiento. Se ha reportado hiperamonemia asociada a síntomas neurológicos, en estos casos se debe considerar mayor investigación (Ver precauciones).

Desórdenes del oído y laberinto: Raro: sordera reversible o irreversible.

Desórdenes gastrointestinales: En algunos pacientes ocurre frecuentemente náusea, diarrea y dolor abdominal, especialmente al inicio del tratamiento, desaparece usualmente en unos días sin necesidad de descontinuar el tratamiento. Muy raro: pancreatitis en algunos casos letal (Ver Advertencias)

Desórdenes renales y urinarios: Muy raro: enuresis. Reportes aislados de síndrome de Fanconi reversible.

Desórdenes de la piel y tejido subcutáneo: Muy raro: necrolisis epidermal tóxica, síndrome de Steven Johnson, eritema multiforme. Rash. Se ha reportado frecuentemente alopecia transitoria y/o dosis dependiente.

Desórdenes del metabolismo: Muy raro: hiponatremia y síndrome de secreción inapropiada de ADH.

Desórdenes vasculares: Vasculitis.

Desórdenes generales: Muy raro: edema periférico no severo. Aumento de peso. Ya que es un factor de riesgo para síndrome de ovario poliquístico, debe ser monitoreado.

Desórdenes del Sistema inmune: Angioedema, rash con eosinofilia y síndrome de síntomas sistémicos (DRESS), reacciones alérgicas.

Desórdenes Hepatobiliares: Raro: lesión hepática (Ver Advertencias)

Desórdenes del sistema reproductivo: Amenorrea y dismenorrea.

Desórdenes psiquiátricos: Confusión.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS: Efectos de valproato sobre otras drogas:

- Neurolépticos, inhibidores de la MAO, antidepresivos y benzodiazepinas.

Valpakine puede potenciar el efecto de psicotrópicos por lo tanto se recomienda monitoreo y ajuste de dosis según necesidad.

- Fenobarbital

Valpakine aumenta las concentraciones plasmáticas de fenobarbial. Puede producir sedación, en especial en niños.

- Primidona

Valpakine aumenta los niveles plasmáticos de la primidona con exacerbación de sus efectos adversos como sedación.

- Fenitoina

Valpakine disminuye los niveles plasmaticos de fenitoina, aumenta la forma libre de fenitoina posiblemente produciendo síntomas de sobredosis.

- Carbamazepina

Se ha reportado toxicidad clínica al co-administrar valproato y carbamazepina, el valproato potencia el efecto tóxico de la carbamazepina. Monitoreo clínico se recomienda especialmente al inicio de la terapia combinada y se debe ajustar la dosis de ser necesario.

- Lamotrigina

El riesgo de rash puede aumentarse en caso de co-administrar valproato con lamotrigina. El valproato puede reducir el metabolismo de lamotrigina y aumentar su vida media, las dosis debe ser ajustadas (disminuir las dosis de lamotrigina) de ser necesario.

- Zidovudina

El valproato puede aumentar las concentraciones plasmáticas de la zidovudina aumentando su toxicidad.

Efecto de otras drogas sobre el valproato: Los antiepilépticos que inducen enzimas (incluyen fenitoina, fenobarbital y carbamazepina) disminuyen las concentraciones plasmáticas del valproato. En caso de terapia combinada, la dosis debe ser ajustada de acuerdo a la respuesta clínica y niveles sanguíneos.

La combinación de felbamato y valproato puede aumentar las concentraciones plasmáticas del valproato.

La mefloquina aumenta el metabolismo del ácido valproico y tiene efecto convulsivante; pueden ocurrir crisis convulsivas en caso de uso de terapia combinada.

En caso de usar concomitantemente compuestos altamente unidos a proteínas (aspirina) puede aumentar los niveles séricos libres de valproato.

Se debe realizar un monitoreo cercano de el tiempo de protrombina en caso de usar valproato concomitantemente con un factor anticoagulante dependiente de la vitamina k.

Niveles plasmáticos de valproato pueden aumentar con el uso concomitante de cimetidina o eritromicina (como resultado de una reducción en el metabolismo hepático).

Carbapenems (panipenem,meropenem,imipenem): Se ha observado disminución de los niveles sanguíneos de VALPAKINE y a veces se asocia con convulsiones.

La rifampicina puede reducir los niveles plasmáticos del valproato produciendo una falta del efecto terapéutico. Se puede requerir un ajuste de dosis al co-administrar con valproato.

Otras interacciones: Administración concomitante de valproato y topiramato se ha asociado a encefalopatía y/o hiperamonemia.

El valproato no tiene efectos en inducción de enzimas, por lo tanto no reduce la eficacia de agentes estroprogetativos en mujeres que reciben anticoncepción hormonal.

ADVERTENCIAS

Daño hepático severo

Condiciones de presentación: Se ha reportado excepcionalmente daño hepático severo que ha resultado en fatalidades. La experiencia indica que los pacientes con mayor riesgo, especialmente en caso de tratamiento anticonvulsivante múltiples son infantes y niños pequeños menores de tres años de edad con desordenes convulsivos graves, en especial aquellos con retraso mental, lesiones cerebrales, enfermedades metabólicas o degenerativas. En mayores a tres años el riesgo disminuye en forma significativa y disminuye progresivamente con la edad. En la mayoría de los casos, las repercusiones hepáticas han sido observadas durante los 6 primeros meses de tratamiento.

Signos sugestivos: Los signos clínicos son esenciales para el diagnóstico temprano. En particular, las siguientes condiciones deben ser tomadas en cuenta, especialmente en pacientes de riesgo ya que pueden preceder a la ictericia. (ver condiciones de presentación ):

- Síntomas no específicos, usualmente de presentación súbita como astenia, anorexia, decaimiento y somnolencia que a veces son asociados con vómito repetitivo y dolor abdominal.

- En pacientes con epilepsia, recurrencia de convulsiones.

Los pacientes (o su familia en el caso de niños) deben ser instruidos a reportar estos síntomas a un medico en forma inmediata. Investigaciones que incluyen un examen clínico y evaluación de pruebas de laboratorio de función hepática deben ser realizadas en forma inmediata.

Detección: Antes y durante los 6 primeros meses de tratamiento debe practicarse periódicamente una vigilancia de la función hepática. Dentro de las pruebas usuales, las pruebas que reflejan síntesis proteica y en particular el valor de la protrombina son las más rele-vantes. La confirmación de una prueba de protrombina anormalmente baja, particularmente en asociación con otras anormalidades biológicas (disminución significativa de fibrinogeno y factores de coagulación, elevación de bilirrubina y transaminasa) requiere la suspensión de la terapia. Como medida de precaución, y en el caso que este recibiendo salicilatos concomitantemente deben ser discontinuados ya que siguen la misma vía metabólica.

Pancreatitis: Se ha reportado en forma muy rara, pancreatitis severa que puede resultar en fatalidades. Niños pequeños son los que tienen mayor riesgo, sin embargo el riesgo disminuye con la edad. Convulsiones severas, lesiones neurológicas, y terapia anticonvulsivante pueden ser factores de riesgo. Pancreatitis con falla hepática aumenta el riesgo de un desenlace fatal. Los pacientes que presenten dolor abdominal agudo, deben ser evaluados por un médico en forma inmediata. En caso de pancreatitis, el valproato debe ser discontinuado.

Mujeres en edad fértil: La decisión del uso de VALPAKINE en mujeres de edad fértil, solo debe ser tomada posterior a la cuidadosa evaluación, los beneficios deben ser mayores que los riesgos de anomalías congénitas potenciales en el feto. Esta decisión debe ser tomada antes de que VALPAKINE sea prescrito por primera vez y en una mujer que ya se encuentra tomando VALPAKINE previo a la planificación de un embarazo.

Comportamiento e ideas suicidas

Se ha reportado comportamiento e ideas suicidas en pacientes tratados con agentes antiepilépticos en varias indicaciones. Un meta-análisis de estudios randomizados controlados con placebo de drogas antiepilépticas han demostrado un pequeño aumento en el riesgo de ideas y comportamiento suicida. Se desconoce el mecanismo de este efecto.

En los pacientes se debe monitorear signos de ideas y comportamiento suicida, y considerar tratamiento apropiado. Pacientes (y cuidadores de los pacientes) deben ser advertidos de obtener atención médica en forma inmediata si se presentasen ideas o comportamiento suicida.


PRECAUCIONES: Pruebas de la función hepática deben ser realizadas antes de iniciar el tratamiento (ver Contraindicaciones) y periódicamente durante los 6 primeros meses, en especial en pacientes con riesgo (ver Advertencias). Como con la mayoría de las drogas antiepilépticas, se puede observar una ligera elevación de las enzimas hepáticas, especialmente al inicio de la terapia; la elevación es transitoria y aislada. En estos pacientes se recomienda una investigación biológica mayor (incluyendo tiempo de protrombina), se debe considerar un ajuste de la dosis cuado sea necesario y las pruebas deben ser repetidas según sea necesario.

Se recomienda realizar exámenes sanguíneos (biometría, contaje de plaquetas, tiempo de sangrado y pruebas de coagulación) previo el inicio de la terapia o antes de una cirugía y en casos de presentar hematomas espontáneos o sangrado (Ver efectos indeseables).

Se han reportado en forma excepcional desórdenes inmunes con el uso de Valpakine, el beneficio potencial de Valpakine debe ser considerado contra los potenciales riesgos de desarrollar lupus eritematoso sistémico.

Cuando se sospecha una deficiencia enzimática del ciclo de la urea, se debe realizar investigaciones metabólicas previo tratamiento con valproato debido a l riesgo de hiperamonemia.

Se debe advertir a los pacientes del potencial aumento de peso en el inicio del tratamiento, se debe adoptar estrategias apropiadas para minimizar el riesgo (ver efectos indeseables).

Niños: Se recomienda monoterapia en niños menores de 3 años al prescribir valproato. Los beneficios potenciales de Valpakine deben ser medidos en estos pacientes frente al potencial daño hepático o pancreatitis antes de iniciar tratamiento (ver advertencias). El uso concomitante de salicilatos debe ser evitado en niños menores de 3 años debido al riesgo de toxicidad hepática.

Insuficiencia renal: puede ser necesario disminuir la posología. El monitoreo de las concentraciones plasmáticas pueden ser no certeras y se debe ajustar las dosis de acuerdo al monitoreo clínico.

SOBREDOSIFICACIÓN

Signos y síntomas: El cuadro clínico de la intoxicación aguda masiva incluye habitualmente: coma, hipotonía muscular, hiporreflexia, miosis, disminución de la autonomía respiratoria y acidosis metabólica.

Ha ocurrido muertes posteriores a sobredosis masivas, sin embargo, usualmente tienen un favorable desenlace. Se ha reportado convulsiones en la presencia de muy altos niveles plasmáticos de Valproato. Se han reportado casos de hipertensión intracraneal relacionados a edema cerebral.

Manejo: Las medidas que deben ponerse en práctica, en un medio hospitalario, son: Lavado gástrico, que es útil hasta 10 ó 12 horas después de la ingestión de los comprimidos con revestimiento entérico; establecer una diuresis osmótica y un control de la función cardio-respiratoria. La naloxona ha sido empleada satisfactoriamente en algunos casos aislados. En los casos muy graves de sobredosificación, se practicará eventualmente una diálisis o una exanguinotransfusión. En general, el pronóstico de estas intoxicaciones es favorable.

PRESENTACIONES

VALPAKINE solución bebible 200 mg/ml. Frasco por 40 ml. (Reg. San No. 24.833-11-02)

VALPAKINE comprimidos 500 mg. Caja por 40. (Reg. San. No.: 24.558-06-02)

Referencia: CCDS Versión 13 del 17 de Febrero de 2011

Para mayor información, comunicarse con la Dirección Médica de:

SANOFI-AVENTIS

Av. De los Shyris N° 3727 y Naciones Unidas

Edificio Silva Nuñez, Piso 7

PBX: 593 (2) 299 4300, opción 7

Fax: 593 (2) 299 4349

Casilla 17-210-0244

Quito- Ecuador

ALMACENAMIENTO: Conservar a temperatura no mayor a 30 °C.