UROCIT

Tabletas

(POTASIO, CITRATO DE)

Potassium Products (A12B)

GRUPO FARMA.jpg
ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
ALTERACIONES DE PRUEBAS DE LABORATORIO
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS ADVERSOS
EMBARAZO Y LACTANCIA
INDICACIONES
INTERACCIONES
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
PRESENTACIÓN
PROPIEDADES FARMACÉUTICAS
SOBREDOSIFICACIÓN

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN: El objetivo del tratamiento con UROCIT® es proporcionar una dosis suficientes para restaurar el citrato urinario normal (mayor a 320 mg/día y lo más cerca, como sea posible a la media normal de 640 mg/día), y para incrementar el pH urinario a un nivel de 6.0 a 7.0.

En pacientes con hipocitraturia severa (citrato urinario de menos de 150 mg/día), la terapia debe ser iniciada con una dosis de 20 – 40 mEq BID.

En pacientes con hipocitraturia severa (citrato urinario de menos de 150 mg/día), la terapia debe ser iniciada con una dosis de 20-40 mEq BID. En pacientes con leve-moderada hipocitraturia (>150 mg/día), UROCIT® debe ser iniciado a una dosis de 10-20 mEq BID. La dosis puede variar según la condición clínica, en base a la siguiente tabla:

Condición

Dosis recomendada

Hipercalciuria absortiva tipo II

10 mEq BID

Hipercalciuria absortiva tipo I

20 mEq BID

Hipercalciuria renal

20 mEq BID

Hiperoxaliuria entérica

20 mEq BID

Hiperuricosuria

20 mEq BID

Nefrolitiasis cálcica hipocitratúrica

20-40 mEq BID

Diátesis gotosa

20-40 mEq BID

Cistinuria

10-20 mEq BID

Se recomienda mediciones de citrato urinario de 24 horas y/o pH urinario para determinar la dosis inicial adecuada y para determinar la efectividad de cualquier cambio de dosis.

El citrato y/o el pH urinarios deben ser medidos cada tres a cuatro meses.

Electrolitos séricos (sodio, potasio, cloruro y dióxido de carbono), creatinina sérica y conteo sanguíneo completo deben ser monitoreados cada cuatro meses.

El tratamiento debe ser descontinuado sí hay hipercalemia, un aumento significativo en la creatinina sérica o una caída significativa en el hematocrito o hemoglobina sanguínea.

USO PEDIÁTRICO: La seguridad y efectividad en niños no ha sido establecida.




EXÁMENES DE LABORATORIO: Son recomendadas determinaciones regulares de potasio. Cuidadosa atención debería ponerse en el balance ácido-base, niveles de otros electrolitos séricos, el electrocardiograma, y el estado clínico del paciente




CONTRAINDICACIONES: UROCIT® está contraindicado en pacientes con hipercalemia o quienes tienen condiciones predisponentes; en pacientes que sufren de retardo en el vaciamiento gástrico, compresión esofágica, obstrucción o estrechez intestinal o quienes están tomando medicación anticolinérgica.

Debido a su potencial ulcerogénico, UROCIT® no debe ser administrado a pacientes con enfermedad úlcero péptica.

UROCIT® está contraindicado en pacientes con infección activa del tracto urinario.




REACCIONES ADVERSAS: Algunos pacientes pueden desarrollar molestias menores gastrointestinales durante la terapia con UROCIT®, tales como disconfort abdominal, vómito, diarrea, movimiento de las asas intestinales o náusea. Estos síntomas son debidos a la irritación del tracto gastrointestinal y pueden ser aliviados tomando las dosis con comida o bocaditos, o reduciendo la dosis. Los pacientes pueden encontrar tabletas intactas en las heces o fragmentos de la matriz de cera, lo cual no tiene mayor implicación clínica. Para asegurar su eficacia, en estos casos y en general, lo ideal es monitorizar el pH urinario, el cual es uno de los mejores parámetros para evaluar la respuesta al tratamiento.




EMBARAZO CATEGORIA C: Estudios de reproducción animal no han sido realizados con UROCIT®. Además no es conocido sí UROCIT® puede causar daño fetal cuando se administra a una mujer embarazada, o puede afectar la capacidad reproductiva. UROCIT® podría ser prescrito a una mujer embarazada, sólo si hay una clara necesidad.

MADRES LACTANTES: No es conocido si UROCIT® tiene un efecto al contenido de potasio de la leche materna. Debe tenerse precaución en mujeres que están en periodo de lactancia.




INDICACIONES Y USOS: El citrato de potasio está indicado para el manejo de la acidosis tubular renal (ATR) con cálculos de calcio, nefrolitiasis de oxalato de calcio de cualquier etiología, y litiasis de ácido úrico con ó sin cálculos de calcio. Puede también ser utilizado como suplemento de potasio.




INTERACCIÓN MEDICAMENTOSAS: Debe evitarse la administración concomitantes de UROCIT® y diuréticos ahorradores de potasio. MEDICAMENTOS QUE RETARDAN EL TIEMPO DE TRÁNSITO INTESTINAL (como anticolinérgicos) pueden incrementar la irritación gastrointestinal producida por las sales de potasio.




ADVERTENCIAS: UROCIT® debe utilizarse con cuidado en pacientes con falla cardiaca; en ellos es indispensable la monitorización del potasio sérico.

La frecuencia de lesiones gastrointestinales con los productos de cloruro de potasio es estimada al uno por 100.000 pacientes-año. La experiencia con UROCIT® es limitada, pero una similar frecuencia de lesiones gastrointestinales debe ser anticipada.

Si existe vómito severo, dolor abdominal o sangrado gastrointestinal, UROCIT® debe ser descontinuado inmediatamente, y se debe investigar la posibilidad de perforación u obstrucción intestinal.

PRECAUCIONES: INFORMACIÓN PARA PACIENTES: El médico debe recordar al paciente lo siguiente:

- Tomar cada dosis sin triturar, masticar, chupar la tableta.

- Tomar este medicamento sólo como se le indica. Esto es especialmente importante sí el paciente está además tomando diuréticos y digitálicos.

- Chequear con el Médico si existe problemas al tragar las tabletas, o sí la tableta parece adherirse a la garganta.

- Chequear con el Médico sí de súbito sus heces se tornan negruzcas, o se nota otra evidencia de sangrado gastrointestinal.




PRESENTACIÓN: UROCIT® está disponible en forma de tabletas para administración oral. Viene en presentación de 10 mEq de citrato de potasio por tableta, empacadas en frasco de 100. Las tabletas son de forma elíptica y tostadas de color amarillento. Cada tableta de 10 mEq está grabada con MPC 610 en un lado y MISSION en el otro lado.

Guárdese en recipientes herméticos. Solamente por Receta.

GRUPO FARMA DEL ECUADOR, S. A.

Usted puede solicitar mayor información en:

Quito: Av. Naciones Unidas 1014 y Av. Amazonas
Edificio Banco La Previsora
Torre A, 9no. piso, Oficina 902

Telf.: (02) 2269606

Fax: (02) 2469467 – Casilla 17-03-488




FARMACOLOGÍA CLÍNICA: Cuando UROCIT® es administrado oralmente, el metabolismo del citrato absorbido produce una carga alcalina, la cual incrementa el pH urinario y eleva el citrato urinario por aumento del clearence de citrato, sin alteración del citrato sérico ultrafiltrado.

Los cambios inducidos por UROCIT® producen una orina que es menos favorable para la cristalización de sales formadoras de cálculos (oxalato de calcio, fosfato de calcio y ácido úrico). El aumento de la citraturia disminuye la actividad del ión calcio y la saturación del oxalato de calcio, así como también aumenta la ionización del ácido úrico a un ión urato más soluble. El citrato además inhibe la nucleación espontánea del oxalato de calcio y del fosfato de calcio.

Adicional a la elevación del pH urinario y del citrato, UROCIT® incrementa el potasio urinario por aproximadamente la cantidad contenida en la medicación. En algunos pacientes, UROCIT® produce una reducción transitoria del calcio urinario.




SOBREDOSIS: La administración de sales de potasio a personas sin condiciones predisponentes para hipercalemia, raramente causa incrementos séricos de K, a las dosis recomendadas.

Es importante reconocer que la hipercalemia es usualmente asintomática y puede ser manifestada solamente por un aumento en la concentración de potasio sérico y cambios en las caracteristicas electrocardiográficas. Manifestaciones tardías incluyen parálisis muscular, colapso cardiovascular y paro cardiaco.

Son medidas de tratamiento para la hipercalemia: 1) eliminación de comida rica en potasio, medicamentos que contienen potasio, y diuréticos ahorradores de potasio, 2) administración intravenosa de 300-500 mI/hora de solución de dextrosa al 10% conteniendo 10-20 unidades de insulina/1000 ml, 3) corrección de la acidosis, si está presente, con bicarbonato de sodio intravenoso, y 4) uso de resinas de intercambio, hemodiálisis o diálisis peritoneal.

En el tratamiento de la hipercalemia, debería recordarse que en los pacientes quienes han sido estabilizados con digitálicos, una rápida baja de la concentración de potasio sérico puede producir toxicidad digitálica.